Imágenes que no procesionan

Virgen Dolorosa de el Calvario

Imagen de vestir con falda y blusa de terciopelo negro con pechero blanco de puntillas y manto, porta corazón con siete puñales de plata y en la mano, sostiene un pañuelo para enjugar el dolor de la madre.

Representa el caminar de una madre a la que le han roto el alma siete heridas de puñales que están en su corazón, sufrimiento y desazón.

Procesionó en el Paso de El Calvario hasta el año 1947, en que fue sustituida por las tallas de Vicente Vallés.

Actualmente se venera en la predela, dentro de camarín, en la Capilla del Santo Cristo de Iglesia Parroquial de Santo Domingo y San Martín de Huesca.

Autor: Anónimo. Año: Siglo XVIII.

Virgen de los dolores

Representa el caminar de una madre a la que le han roto el alma siete heridas en su corazón, sufrimiento y desazón. Lleva en su pecho un corazón con siete puñales, que representa sus sietes dolores: Profecía de Simeón, huida a Egipto, Jesús perdido en el Templo, Jesús con la Cruz a cuestas, encuentro de Jesús y María camino del Calvario, la Crucifixión, Jesús descendido de la Cruz y la Sepultura de Cristo.

Procede de la familia de Dª. Dionisia Lasala y Rech, casada con D. Domingo Ferrer Olivar; donada por su hija Dª. Elvira Ferrer Lasala, casada con D. Jesús Asun Latojeta, y sus hijas, Mª Jesús y Gema, el 16 de Mayo de 1987, a la Iglesia de San Juan Bautista de Fañanás, donde actualmente se venera.

A solicitud de la Archicofradía de la Santísima Vera Cruz de Huesca, siendo Mayordomo Primero D. Vicente Ferrer Olivera, procesionó el Jueves y Viernes Santo del año 1946 y fue venerada durante los días del Triduo del mismo año en la Iglesia de Santo Domingo y San Martín.

Fue sustituida en el año 1947 por la Virgen Dolorosa de Vicente Vallés.

Autor: Anónimo. Año: Siglo XVIII.

Virgen de la Dolorosa

Representa la Virgen con sus manos recogidas, con una sujeta su manto y con la otra invita al recogimiento y a la oración, ambas dirigidas a su corazón, plasmando con ello su profundo dolor de Madre.

Procesiona desde el año 1930, con motivo de instituirse la Cofradía femenina de La Dolorosa, hasta el año 1945.

La imagen de la Virgen se veneraba en el antiguo Hospital de Nuestra Señora de la Esperanza y en Semana Santa, se trasladaba a la Iglesia de Santo Domingo y San Martín para participar en las procesiones del Jueves y Viernes Santo.

Actualmente se venera en la Iglesia Parroquial de San Juan Evangelista de Alberuela de Tubo.

Fue sustituida en el año 1946 por la Virgen de los Dolores.

Autor: Anónimo.

Año: Siglo XVIII.

Virgen de la soledad

Representa a la Virgen en su soledad, vestida a la vieja usanza, de serena belleza, dando testimonio de oración, todo un ejemplo de Soledad.

Procesiona hasta el año 1950 acompañada por cofrades de la Archicofradía de la Santísima Vera Cruz y antes por la Archicofradía de Nuestra Señora de Lourdes.

En su origen, el paso, en el que había dos figuras arrodilladas a ambos lados de la Virgen, procesionaba acompañado por el Clero de la ciudad, quien había costeado su adquisición, y un coro de seminaristas cantando un “miserere polifónico”.

Le sustituyó la Piedad de Larruy.

Restaurado en 2009 por Dª. Cristina Ríos y Dª Eva Laguarta.

Autor: Viladot, escultor catalán. Año: 1865.

Jesús con la cruz a cuestas o Nazareno

Representa a Jesús agobiado con el peso del sagrado leño, como si estuviese próximo a dar con su cuerpo en tierra. Su faz cadavérica y su melena lacia y caida, revelan la imposibilidad, fuera de los designios providenciales, de que llegue con vida al término de su carrera.

Procesionó desde 1945 hasta 1950 con la Cofradía de Jesús Nazareno y realizó el Via Crucis a la ermita de Ntra. Sra. de Salas desde la Iglesia de San Pedro los primeros viernes de marzo hasta los años sesenta.

Antiguamente se custodiaba en la Iglesia de San Pedro, posteriormente fue trasladada a la Iglesia del Convento de Santa Clara y actualmente se venera en la Iglesia Parroquial de San Esteban de Loarre.

Sustituido en 1951 por la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, obra de Fructuoso Orduna, manteniendo la peana diseñada por los oscenses Francisco y Agustín Arnal y tallada por el oscense Antonio Guaras.

Autor: Anónimo. Año: Siglo XVIII.

Cristo yacente de Salas

Cristo yacente de factura sencilla y pequeñas dimensiones, talla en madera policromada.

Actualmente se encuentra en el Santuario de Nuestra Señora de Salas.

Esta imagen figuró durante muchos años en la procesión del Santo Entierro de Huesca cuando ésta se organizaba y tenía su salida del Convento del Carmen, en la plaza de los Descalzos, llamada más tarde de San Vitorián.

Autor: Desconocido. Siglo: XVII – XVIII.

Cristo de la cama

Descripción: Representa la imagen del Señor difunto, sobre la cama.

Procesiona hasta el año 1959 acompañado por cofrades de la Archicofradía de la Santísima Vera Cruz.

Autor: Celestino Vila, Maestro de Capilla, Organista de la Catedral de Huesca y Mayordomo Primero de la Archicofradía de la Santísima Vera Cruz de Huesca. Año: 1865.

El Ángel

Representa un ángel con una gran cruz que, situado sobre la gran bola del mundo mira apiadado a la muerte, representada con un esqueleto con la guadaña, simbolizando todo ello el triunfo de la vida eterna sobre la muerte corporal.

Procesionó por última vez en el año 1944 cuando fue retirado a los almacenes dado el pánico que suscitaba tanto en el público asistente como en los vecinos de la zona donde el paso efectuaba sus paradas, pues existía la superstición de que fallecería alguno de ellos o sus familiares.

Restaurado en 2009 por alumnos de la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Aragón – Huesca, dirigidos por Dª. Esther Roca Fernández.

Autor: Villadot, escultor catalán.

Año:1865.