Saludo Mayordomo

1d15-001Me dirijo a vosotros a través de estas líneas como mayordomo primero de la Santísima Vera Cruz.

Vamos a revivir un año más la dolorosa, pero al final triunfante, Pasión de Jesús.

Empezamos la Cuaresma con la Eucaristía del Miércoles de Ceniza. En ella se nos invita a iniciar un camino de conversión. Son días para la reconciliación y la reflexión. Un tiempo para escuchar la Palabra, celebrarla y compartirla. Y para vivirla también desde la tradición y la devoción popular, representada en los pasos procesionales que durante la Semana Santa recorrerán nuestra ciudad. Calles que se convierten por unos días en Vía Crucis de auténtica catequesis.

En esas imágenes podremos encontrarnos con Cristo. Doliente. Crucificado. Lo veremos orar, caer, levantarse y volver a caer. Veremos su sudor, sus llagas y su sangre. Ver cada una de sus caídas hará que recordemos nuestras cruces, las del día a día, la cruz del paro, de la crisis, de la pobreza, la enfermedad o la soledad. Veremos su muerte. Pero también, no debemos olvidarlo, le veremos resucitar: “¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?…” (Lucas 24:5). Porque el camino de la Cuaresma y la semana de Pasión nos conducen a la Pascua. A una vida nueva. A un mundo con más esperanza.

Os invitamos a compartir este camino. A participar en el culto en las parroquias y en las procesiones. De forma especial en este 2013, Año de la Fe.

Desde la Archicofradía, agradecemos a todos los que de alguna manera participan y colaboran a realzar nuestras procesiones. Este año se ha restaurado la peana de la Dolorosa. Tenemos que valorar todo lo que se ha hecho estos últimos años, y seguir trabajando intensamente en los que nos quedan.

Caminemos pues juntos hacia la Pascua con Jesús.

 

Loren Lairla
Mayordomo de la Archicofradía